08/04/2014

“¿QUÉ CABE ESPERAR DE LOS ÚLTIMOS? UNA MIRADA EVANGÉLICA

“¿QUÉ CABE ESPERAR DE LOS ÚLTIMOS? UNA MIRADA EVANGÉLICA

¿Quiénes son “los últimos” en el universo evangélico, y qué nos aportan? En primer lugar son los que no cuentan para los poderosos, pero pasan a formar parte del Reino. Así María, creyente en el mensaje de Dios y proclamada “dichosa” por Isabel –primera bienaventuranza del Evangelio de Lucas- proclama en “el Magnificat” su propia insignificancia. La gente sencilla también es objeto de la predilección de Dios.

Toda clase de enfermos, rehabilitados por Jesús, en especial “el leproso”, le muestran su adhesión. “Los despreciados, marginados y oprimidos” se hacen sus discípulos: a) los pastores en el nacimiento de Jesús b) los samaritanos, despreciados por los judíos. c) Jesús acoge, perdona y rehabilita a un gran número de mujeres: las pone al mismo nivel de los Doce y ellas lo siguen como discípulas.

Los excluidos por las clases dominantes: parábola de los dos hijos y dura requisitoria de Jesús contra los sumos sacerdotes y senadores. Zaqueo, el recaudador que quiso ver a Jesús. Lucas lo presenta como jefe de recaudadores y muy rico. Vive al margen de la Ley mosaica, como pecador público y descreído. La iniciativa de Jesús de alojarse en su casa es atrevida, desafiante y subversiva. Zaqueo responde al gesto y a la misericordia de Jesús.

El propósito del ponente es que descubramos quiénes son “los últimos” en nuestro tiempo, para continuar la labor de Jesús como discípulos suyos. Dejémonos de falsos misticismos. La parábola del juicio de las naciones: “Tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber”…, o el Testamento de Jesús: “Amaos unos a otros como yo os he amado. En esto conocerán que sois mis discípulos” deben centrar nuestra espiritualidad. La solidaridad y el servicio siguen siendo fundamentales hoy.