06/10/2016

LA EUROPA QUE QUEREMOS Y NECESITAMOS

LA EUROPA QUE QUEREMOS Y NECESITAMOS
  • Hora: 19:30
  • Lugar: Salón de Actos del Instituto de la Plaza de la Cruz
  • Ponente:Estefanía Joaquín Estefanía Joaquín

Más pobres, más desiguales, más precarios, menos protegidos, más desconfiados, menos demócratas. La crisis económica ha tenido un efecto devastador en amplias zonas del mundo, y en especial en el sur de Europa, convertido en el laboratorio de una austeridad no elegida por razones solidarias o ecológicas, sino impuesta, y causante de gran desigualdad y sufrimiento humano. Grecia ha sido la cobaya mayor de ese laboratorio. Los sociólogos hablan de la aparición de nuevas clases sociales: el Precariado, y la Gente Vulnerable. No se trata solo de una cuestión de injusticia social en el reparto de los recursos, se está dando una creciente desigualdad de oportunidades. La razón económica, dictada por minorías trasnacionales y financieras, se ha impuesto a la razón política democrática. Vivimos, como dice el título de un reciente libro de Estefanía, unos “años bárbaros”

A la irrupción de los conservadores en los años 80, sucedió la deriva de los socialdemócratas hacia el liberalismo, la reforma laboral que produce modelos de contratación indecentes, la “reforma clandestina” del artículo 135 de la Constitución, y la irrupción de los indignados y los nuevos partidos cuya incidencia política está por ver. Las medidas dictadas por Bruselas y Frankfurt no se discutieron en los Parlamentos Nacionales. La crisis bancaria no ha sido objeto de ninguna investigación parlamentaria seria. La Eurozona define reglas fijas: libre comercio, libre mercado de capital, libre empresa y sector público pequeño. La moneda única se presentó como un instrumento “capaz de ofrecer más prosperidad y trabajo” pero hoy se ve cómo el euro no puede luchar contra el paro ni hacer avanzar a la Europa Social. La Unión Europea ha fallado a los ciudadanos. No ha defendido su razón de ser, como agente de paz, garantía de derechos humanos y acogida, espacio de participación democrática y de propuesta al mundo entero del Estado de Bienestar. Y parece desintegrarse entre desapegos, populismos, y desafección ciudadana. ¿Hay alternativas? ¿Quiénes y cómo pueden llevarlas adelante?

Descargar entrevista en word